Demoliendo hoteles

Bitácora. En construcción. Apuntes. Borrador.

¿Qué te dejó la paleontología para tu vida de biólogo?

Leave a comment

En el año 2004 mis colegas Ángeles Beri y Richard Fariña me invitaron a participar en la reestructura del curso de Paleontología A para la Licenciatura en Biología de la Facultad de Ciencias, UdelaR. Luego del curso del año 2008 empecé a participar de la mesa de examen junto con ellos, una instancia que considero no solamente interesante sino enriquecedora.  Como no me voy a detener en esta entrada a describir los detalles del curso, pueden saber más sobre  el tema a partir de la lectura de esta ponencia presentada en el I Congreso Internacional sobre Educación en el Uruguay (CISEU) 2009 o más resumidamente, viendo la presentación realizada en el evento. Un resumen completo sobre la experiencia del curso fue publicado en el capítulo 3 de Didáctica Práctica 2: Enseñar a comprender.

Me interesa en este caso centrarme en la evaluación. A lo largo de todo el curso se lleva adelante un seguimiento personalizado del aprendizaje de los estudiantes a través de una evaluación continua individual. Esta evaluación cuenta con dos tipos de desempeños: por un lado, los vinculadas a las clases teóricas, los “trabajos del teórico”, de frecuencia semanal y, por otro, los microparciales, vinculados a la parte práctica del curso. Un elemento clave en esta evaluación continua lo constituye la retroalimentación frecuente que reciben los estudiantes sobre su proceso de aprendizaje.

Los trabajos del teórico constituyen tareas a realizar, ya sea de forma oral o escrita, individuales o grupales y con diferentes modalidades de presentación (póster, presentación tipo seminario, evaluación entre pares de una tarea) sobre un tema a ser tratado próximamente durante el curso o para reafirmar un contenido trabajado en la clase teórica. Estos trabajos son diversos y el énfasis principal está puesto en “hacer funcionar la cabeza de los estudiantes”, es decir, estimular la reflexión, la crítica, la creatividad, la utilización del rigor científico, por mencionar algunos aspectos, que varían en parte con el trabajo propuesto. Estos trabajos, así como toda la propuesta de evaluación del curso, están asociados a la idea de “evaluación auténtica” (Perkins, 1995), en la que los problemas tienen soluciones flexibles, que no se resuelven con un método rutinario de resolución, exigen integrar diferentes ideas de la disciplina y de otras disciplinas, originando un producto complejo. Los trabajos son devueltos y comentados en forma grupal una semana después de ser entregados por los estudiantes, sin perjuicio de algunas apreciaciones individualizadas. En el caso de que los resultados sean insuficientes se indica la reescritura de la tarea. La evaluación de estos trabajos se realiza con matrices analíticas instruccionales. 

La intención de la matriz que se presenta a los estudiantes es ofrecer una pauta general para los trabajos, sin importar el tema específico a que apunten. De esta forma, se pretende dar lineamientos generales de los aspectos que deben ser atendidos por los estudiantes en su elaboración, tanto en cuanto a los contenidos como en la presentación. Los criterios incluidos en la matriz son tomados en cuenta posteriormente para la valoración general de estos trabajos, y los docentes adecuan para cada caso los aspectos de contenidos específicos. De esta manera, se asocia con las matrices una doble función, ya que sirven como instrumento de autoevaluación para los estudiantes y también como instrumento de valoración de los trabajos para los docentes. Se espera además que este instrumento colabore con la reflexión de los estudiantes sobre el propio aprendizaje, favoreciendo el establecimiento de criterios a la hora de realizar presentaciones sobre cualquier tema en diversos formatos.

Por otra parte, no se establecen directivas específicas que orienten hacia una forma única de presentación/resolución de los trabajos: se pretende dejar libres a los estudiantes para que puedan explorar diferentes caminos para resolver los trabajos planteados y se vean enfrentados a tener que decidir y ser responsables de su producción.

La aprobación final del curso se realiza a través de un examen integrador. Este examen es oral, de alta carga conceptual aunque sin descuidar lo cognitivo y sus relaciones dentro de la disciplina y con otras áreas del conocimiento. Además de una exposición breve sobre un tema como puntapié inicial, se incluyen preguntas que apuntan a la integración de los contenidos y a poner de manifiesto el grado de reflexión de los estudiantes sobre esos conceptos trabajados. También se incluye, al final de éste, una autoevaluación personal por parte de cada estudiante considerando su actuación durante el curso y su desempeño en el propio examen. Pero previo a esta pregunta,la pregunta de rigor a cada uno que cierra el examen:

¿A qué te vas a dedicar? – pregunta el profesor.

A tal disciplina (microbiología, genética, zoología, ecosistemas marinos, una larga lista de etcéteras, la mayor parte de las veces no a la paleontología) – responde el estudiante.

Entonces, cuando seas un brillante …….. y estés caminando en la alfombra roja para recibir el Nobel, ¿pensarás que habrá servido para algo estudiar paleontología? ¿Qué te dejó la paleontología para tu futura vida de biólogo?

Lo que responden los estudiantes

A partir de las reflexiones de los estudiantes (que vengo recopilando desde el año 2009) es posible apreciar cómo son percibidos los hilos conductores del curso:  el tiempo en la evolución de la vida y La Paleontología como disciplina en la que el factor tiempo es una variable muy relevante; las diferentes expresiones de la diversidad biológica; el carácter interdisciplinario de la Paleontología. Es relevante señalar además que sean éstos (y no otros) los aspectos que los estudiantes destaquen como legado de la paleontología para su formación

Una de las ideas que más impacta es la noción del tiempo profundo y la extensa historia de la tierra y de la vida:

  • “La historia de la vida es larguísima y es muy importante para entender el pasado y el futuro” (MG)
  • “…el tiempo te despierta la imaginación” (HG)
  • “Te da una perspectiva, una instantaneidad y una visión de que el tiempo que nos parece relargo es relativo…” (RT)
  • La paleontología te abre la cabeza en cuanto al tiempo y el paleontólogo tiene esa cuota no solo de conocimientos sino de imaginación (RB)
  • “Lo que más me formó fue traernos a tierra, esa escala de tiempo de hacernos ver que estamos en el Holoceno, de abrir la cabeza, que estamos acá pero hace poquito” (LB)
  • “El biólogo estudia la vida y en paleontología tenés los primeros capítulos de la vida, es fundamental tener un marco de lo que fue (FM);
  • “Lo más interesante es intentar comprender el tiempo tan grande y pensar en todos esos procesos a lo largo de esos tiempos. Te hace abstraerte y pensar las cosas de otra manera” (GL)
  • “Me gustó mucho la concepción del tiempo, esa noción que es tan difícil de incorporar, esa idea de este instante que es tan efímero” (JMG)
  • “Me costó mucho el tiempo porque estoy haciendo micro y para mí una generación son 15 minutos… le metí ganas y entendí lo del tiempo. Está bueno abrir la cabeza a algo más que no sea lo que vos hacés” (MG).
  • “Me dejó que hay procesos que operan a escalas totalmente diferentes a las que tenemos en cuenta y no tenerlas en cuenta es absurdo…” (GM)

Otro de los temas que sobresale es la posibilidad de acercarse a la evolución en una forma manifiesta, e incluso, parafrasear a Dobzhansky:

  • “Me sirvió para relacionar que todos los fenómenos moleculares no tienen sentido sino es a la luz de la evolución” (MM)
  • “Cuando entré a facultad la asociaba a dinosaurios y el curso me abrió la cabeza y me descubrió un mundo, ves la evolución en la Paleontología…”(SC)
  • “Hay muchas cosas que nunca creí que las iba a aprender, como la escala del tiempo, todo sobre los organismos que existieron me sirvió para saber la diversidad que existió y también para saber cómo podrá ser, cómo el hombre afectó a la fauna, si el hombre es el que causa el cambio climático” (GG)
  • “…me dejó una idea más clara de la evolución de la vida en la tierra y una cosa que me ayudó mucho, el peso del hombre en la diversidad de hoy en día” (BG)
  • “…En la evolución de las cosas me parece fundamental la paleontología porque la evolución no opera hacia la perfección y eso tiene un componente histórico gigante, no ver la evolución en el registro fósil te puede llevar a sacar conclusiones erradas” (GM)

También se destacó la interdisciplinariedad como componente relevante. “Es fundamental para mí esta formación que viene de todos lados, aprender de la biología en general, el tiempo te despierta la imaginación” (HG); “Me parece muy útil, que le aporta mucho a muchas otras ramas de la biología…” (AR).

Otro de los temas que impactan y que lamentablemente no son de los que más se trabajan en una facultad como esta tiene que ver con la “provisionalidad” del conocimiento científico: “… Me dejó una sensación de que nada es definitivo y lo que hoy es una verdad absoluta mañana se cae abajo” (AL) .

Algunas opiniones fueron realmente muy profundas y removedoras: “Me cambió la percepción de la vida. Era creyente y ya no lo soy, me encuentro con la evolución y la paleontología” (RR). Como bien decía Carl Sagan, no debemos olvidar que…

“Somos materia estelar que ahora apunta hacia el espacio. Somos los herederos de cuarenta mil generaciones. Los átomos que nos forman se fabricaron alguna vez en el interior caliente de las estrellas y por lo tanto nuestra misma existencia y futuro están ligados al cosmos. Es posible que el Universo esté habitado por seres inteligentes. Pero no habrá humanos en otros lugares. Solamente aquí. Somos no solo una especie en peligro ino una especie rara. En la perspectiva cósmica, cada una de nosotros es precioso. Si alguien está en desacuerdo contigo, déjalo vivir. No encontrarás a nadie parecido en cien mil millones de galaxias”.

Bibliografía citada

Czerwonogora, A. Fariña, R. y Beri, A. 2012. “Algo se gana y algo se pierde”. Paleontología para la comprensión en un curso universitario de grado. En Leymonié, J. y Fiore, E. (eds.): Didáctica práctica 2. Enseñar a comprender, pp. 33-57. Editorial Grupo Magró. Texto de base para varios párrafos.

Perkins, D. 1995. La escuela inteligente. Del adiestramiento de la memoria a la educación de la mente. Gedisa Editorial, Barcelona.

Advertisements

Author: Adita

Bióloga, paleontóloga, tecnóloga educativa (por orden de aparición). Docente universitaria. Investigadora. Mirando el mundo desde el mejor lugar (Rocha, Uruguay). Biologist, palaeontologist, educational technologist (in order of appearance). University teacher. Researcher. Looking the world from the best place (Rocha, Uruguay).

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s